Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado Ampliar

Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado

Las lesiones de los meniscos son frecuentes en personas jóvenes y deportistas al igual que a los adultos mayores por desgaste de las rodillas. 

Dr. Roberto Espinosa López

Certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología. 

zzzMás detalles

Distrito Federal
Toriello Guerra
Tlalpan

Añadir al carrito
Tel. para Consultas

LESIONES DE RODILLA - LESIONES DE MENISCOS


Las lesiones de los meniscos son una causa muy frecuente de consulta ortopédica, afectan a las personas jóvenes y deportistas al igual que a los adultos mayores por desgaste de las rodillas. La forma más frecuente en que se puede lesionar un menisco es cuando la rodilla se tuerce o falsea ya que es cuando el fémur, el hueso del muslo, entra en contacto con esta estructura y lo puede llegar a rasgar.

Las personas que son deportistas, sea de forma regular u ocasional, que practican actividades como fútbol soccer, fútbol americano, squash, tenis, entre otros, son quienes están en mayor riesgo, sobre todo porque al correr y de pronto cambiar de dirección de forma súbita para seguir corriendo hacia otra posición pueden llegar a sufrir la torcedura o falseo de la rodilla que se mencionó antes. Cabe mencionar que en éstas actividades no se esta libre de cualquier golpe directo a la rodilla que ocasione que se desplace la rodilla hacia adentro o hacia afuera del eje longitudinal de la misma lo cual simula una torcedura o falseo y puede ocasionar la lesión de los meniscos.

No necesariamente una persona deportista es la que se puede lastimar estas estructuras, muchas veces cualquier persona y a cualquier edad puede falsear su rodilla simplemente con caminar, sobre todo si camina en piso irregular o empedrado, al bajar o subir escaleras, al estar mucho tiempo sobre sus rodillas o en cuclillas y de repente levantarse, al manejar por mucho tiempo y salir de su auto doblando mucho la rodilla o hasta en accidentes automovilísticos se puede presentar una lesión de los meniscos.

En los adultos mayores es muy frecuente que nos refieran dolor de rodilla, la primer causa de dolor en éstos pacientes es la artrosis o también llamada desgaste articular, pero si después de una revisión clínica y radiográfica meticulosa se descarta ésta enfermedad hay que sospechar la presencia de una lesión de los meniscos que se llama lesión degenerativa y se refiere simplemente al desgaste que éstas estructuras sufren conforme el paso de los años, que si bien durante la juventud no afecta ni da dolor, en edades posteriores a los 45 años en mujeres y 50 en hombres puede empezar a reflejarse como consecuencia de las actividades de esfuerzo y deporte a las cuales sometemos a nuestras rodillas.



En cuanto a los SÍNTOMAS que nos pueden indicar una lesión de los meniscos se mencionan las siguientes:

- Dolor en la rodilla, ya que como los meniscos intervienen directamente sobre la carga del cuerpo hacia los pies al caminar, correr, trotar, etc, es muy frecuente que sea más localizado de un lado de la rodilla, ya sea por dentro o por fuera de la misma, se suele referir como una punzada que se alivia con el reposo.

- Sensación de bloqueo de la rodilla, con esto nos referimos a que de pronto la rodilla no se puede ni doblar y estirar lo cual indicaría que el menisco no se encuentra en su posición lo cual traba el movimiento del fémur (hueso del muslo) sobre la tibia (hueso de la pierna), en ocasiones los pacientes suelen referir que una vez que sienten o escuchan un tronido en la rodilla se recupera la movilidad de la misma lo cual se refiere a que el menisco vuelve a su posición pero seguramente sufrió algún tipo de lesión. Si no se recupera la movilidad de esta rodilla hay que estudiar lo más pronto posible esa rodilla para ver en que posición se encuentra el menisco y si fuere necesario llevarlo a su lugar mediante alguna manipulación o cirugía.

- Inflamación, ésta se presenta sobre todo si existió algún golpe o falseo de la rodilla conforme al mecanismo ya previamente explicado, esto se debe como respuesta al golpe o traumatismo ya que el líquido sinovial de la rodilla responde a un estímulo anormal para la dinámica de movimiento de la rodilla. En ocasiones si la inflamación es muy severa que incluso limita la movilidad de la rodilla, si fuera el caso estaríamos en posibilidad de estudiar un derrame del líquido sinovial de la rodilla, lo cual se refiere a que se produjo mucho líquido inflamatorio dentro de la rodilla, y si da mucha limitación habría que extraerlo para permitir que la rodilla nuevamente se pueda mover lo más libremente posible.


Una vez establecidos el tipo de lesión ocurrida, los síntomas presentes y una revisión física orientada hacia una lesión de los meniscos se debe concretar el diagnóstico sospechado y generalmente se hace con un estudio de imagen llamado Resonancia Magnética, éste nos permite ver las estructuras internas de la rodilla como lo son los huesos, ligamentos, cartílago y en éste caso, los meniscos con el fin de establecer el tipo de lesión de los mismos y en base a ello poder determinar el tratamiento a seguir.


Existen 2 TIPOS DE LESIONES DE MENISCOS:

- Las primeras llamadas intrasustanciales, se refieren a que la lesión se encuentra dentro del espesor del menisco, o sea, no esta roto propiamente sino que tanto su forma como espesor hacia el fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la pierna) se encuentra conservado y el menisco puede seguir realizando su función dentro de la rodilla de forma relativamente normal. Cabe señalar que aunque se conserve la forma y estructura del menisco con éste tipo de lesiones, en los pacientes adultos mayores si se evidencia una lesión mayor que comprometa un porcentaje importante dentro del menisco habrá hacer un estudio profundo sobre el tratamiento a llevar a cabo con éste tipo de pacientes.



- Las segundas llamadas intraarticulares, son de varios tipos y formas y se refieren a que la forma y el espesor del menisco están perdidos de alguna manera lo cual, dependiendo la forma de la lesión, puede comprometer la función de ésta estructura afectando su relación sobre el fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la pierna); en otras palabras el menisco esta roto y dependiendo la zona y lo grande de la ruptura habrá que decidir al respecto del tratamiento.



Una vez conocido el tipo de lesión debe decidirse el TRATAMIENTO a llevar a cabo, por lo general en las lesiones intrasustanciales se debe tener un periodo de reposo de entre 2 y 3 semanas para posteriormente iniciar un ciclo de terapia física para recuperar la movilidad y fuerza de la articulación. El tiempo de reposo dependerá de el tipo de traumatismo que ocasionó la lesión, si se trata de un paciente adulto mayor que lleva mucho tiempo con el dolor y no tuvo un esfuerzo o lesión por traumatismo o deporte la terapia se puede iniciar de inmediato.

En el caso de las lesiones intraarticulares el tratamiento suele ser por medio de cirugía. Actualmente y gracias a los avances de la medicina ésta cirugía se realiza por medio de un procedimiento llamado Artroscopía que es una cirugía mínima invasiva en la cual se realizan heridas pequeñas a cada lado de la rodilla de entre 5 y 7 mm aproximadamente para introducir una cámara y material de trabajo y por medio de una pantalla de televisión ver la articulación por dentro, encontrar la lesión y definir finalmente si la lesión debe ser reparada o si la parte del menisco afectado debe ser resecado o cortado para que no se desprenda y ese pedazo de menisco pueda bloquear el movimiento de la rodilla.


Posterior a la cirugía y dependiendo si la lesión se reparó o se extrajo el pedazo de menisco afectado, por lo menos se deberá estar en reposo por 2 semanas, con apoyo parcial, si la lesión se extrajo, y sin apoyo por 1 mes, si la lesión fue reparada, después de éstas semanas se deberá iniciar un programa personalizado de rehabilitación con fines de recuperar la movilidad completa de la rodilla y posteriormente fortalecerla para poder recuperar las actividades normales.

Es importante señalar que de no tratarse éstas lesiones a tiempo los síntomas se pueden volver crónicos e incluso el tamaño de la lesión del menisco se puede hacer más grande y si se trataba de una lesión que no requería cirugía se puede volver quirúrgica y por lo general en ésta se extrae más menisco del que en un principio se requería por dejar evolucionar la lesión.


Ante cualquier duda puede ponerse en contacto con nosotros y con gusto le atenderemos.  

 




Dr. Roberto Espinosa López
Tels: (01 55) 6640-058 y (01 55) 2652-55116
Dirección: Hospital Médica Sur. Puente de Piedra #150, Col. Toriello Guerra, Tlalpan, Distrito Federal
Cel/Whatsapp: 04455 3899-0317, Mail de contacto: dr.rfespinosa82.ort@gmail.com

Preguntas y respuestas:

maritza
13/04/2015

ortopedia

buen dia, soy una persona de 27 anos soy mujer. tengo un problema en mi rodilla derecha q desde q me baje de un carro senti q se me destraba la rodilla desde alli me a quedado q se me ba para adelante

Escribe tu respuesta

Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado

Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado

Las lesiones de los meniscos son frecuentes en personas jóvenes y deportistas al igual que a los adultos mayores por desgaste de las rodillas. 

Dr. Roberto Espinosa López

Certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología. 

Escribe tu respuesta


Realiza una pregunta

Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado

Lesiones de los Meniscos Tratamiento y Cirugía Médico Especializado

Las lesiones de los meniscos son frecuentes en personas jóvenes y deportistas al igual que a los adultos mayores por desgaste de las rodillas. 

Dr. Roberto Espinosa López

Certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología. 

Realiza una pregunta

  • Comentarios